Calamar Gigante; Una alternativa para el sector pesquero

Pacheco Calamar foto boletín

El calamar gigante Dosidicus gigas, es una especie de molusco con tentáculos alrededor de la boca, de gran importancia comercial y alimenticia a nivel mundial. Es altamente migratoria, de corto período de vida (1.5 años) y habita en aguas frías. Desempeña un papel importante en el ecosistema marino constituyendo el alimento de especies como el atún, pez espada, dorados, picudos y otras especies de interés comercial. Además es el alimento de ballenas de dientes, cachalotes y algunos delfines.

El calamar gigante se distribuye en el Océano Pacífico desde Chile hasta Alaska. Es abundante frente a las costas de Perú y Chile y menor frente a las costas de Ecuador, por las condiciones ambientales (TSM). En Ecuador se distribuye con mayor abundancia en el Golfo de Guayaquil y en menor abundancia frente a las costas de Manabí y Esmeraldas. También se distribuye alrededor de las Islas Galápagos.

El calamar gigante durante su migración por aguas ecuatorianas realiza movimientos verticales hacia aguas profundas en el día (06h00) y en la noche (18h00) migra hacia aguas superficiales por alimentación, el cual consiste principalmente de peces y calamares, incluyendo los de su propia especie. También realiza movimientos horizontales diarios con un desplazamiento Sur–Norte, asociado al Sistema de Corrientes de Humboldt (aguas frías), la cual se intensifica en aguas ecuatorianas entre los meses de julio y octubre originando la temporada de pesca alta; y durante su debilitamiento produce las temporadas de pesca media y baja.

Los calamares hembras presentan mayores tallas que los machos y son más numerosas. Las hembras alcanzan su madurez sexual en tallas mayores que los machos. El apareamiento o unión sexual entre la hembra y el macho lo realizan de cabeza a cabeza, el macho transfiere los espermatóforos a la hembra, mediante el cuarto brazo modificado que no tienen ventosas y los deposita en la membrana bucal de la hembra. El esperma se almacena por algún tiempo en los receptáculos seminales de la hembra, luego maduran los ovocitos y originan el desove o salida de los huevos.

El calamar gigante se reproduce durante todo el año en aguas peruanas con picos máximos de reproducción en octubre y enero, CON picos secundarios EN julio y agosto. Mientras que en aguas ecuatorianas en estos meses se registran en su mayoría hembras madurando, lo cual indica que el calamar gigante NO desova en aguas ecuatorianas. Consecuentemente no existe un período de veda reproductiva para la especie en Ecuador.

Sin embargo esta pesquería está regulada por un acuerdo Ministerial del Viceministerio de Acuacultura y Pesca, que limita el esfuerzo pesquero como medida precautoria para ejercer la actividad pesquera.

La captura de Calamar gigante podría establecerse como alternativa de pesca para el sector pesquero ecuatoriano para lo cual es necesario fortalecer el comercio abriendo mercados, optimizando la calidad del producto mediante el uso de buenas prácticas de manufactura a bordo de las embarcaciones y en tierra, para mejorar el ingreso económico del pescador y asegurar las oportunidades de trabajo para hombres y mujeres en las cinco provincias del litoral ecuatoriano.

El Instituto Nacional de Pesca, a través de su personal Científico y Técnico estudian el calamar gigante, a fin de aumentar el conocimiento sobre el estado del recurso y su medio ambiente, para evaluar su potencial y lograr su óptima y racional utilización.

Tec Pesq. José Luis Pacheco

Comunicación Social/INP


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *