ENTREVISTA A MARTIN THIEL Instructor de los talleres: “Macro y Microplástico en el agua y en la playa” y “Microplástico en peces marinos”

Martin Thiel, investigador alemán radicado en Chile hace más de 20 años, explica sobre el estado de la basura plástica encontrada en Salinas en el marco del taller de “Macro y Microplásticos en el Agua y en la Playa” organizado por el INP. y desarrollado en la Estación Multipropósito de Salinas, provincia de Santa Elena, entre el 10 y 18 de septiembre.
Martin Thiel, investigador alemán radicado en Chile hace más de 20 años, explica sobre el estado de la basura plástica encontrada en Salinas en el marco del taller de “Macro y Microplásticos en el Agua y en la Playa” organizado por el INP. y desarrollado en la Estación Multipropósito de Salinas, provincia de Santa Elena, entre el 10 y 18 de septiembre.

El profesor Martin Thiel visitó el Ecuador gracias al convenio entre la Agencia de Cooperación de Chile y el Instituto Nacional de Pesca de Ecuador como instructor de los Talleres “Macro y Microplástico en el Agua y en la Playa” y Microplásticos en peces marinos”. Thiel es oceanógrafo con un doctorado realizado en Estados Unidos y trabaja en Chile como profesor de Biología Marina en la Universidad del Católica del Norte en Coquimbo. Es además fundador del programa “Científicos de la basura” que busca concientizar a los niños sobre el peligro de la contaminación del plástico en los océanos y en las playas.

¿Cómo llegó usted a convertirse en un científico de la basura?
En realidad yo estaba muy interesado en temas de ecología marina y también de biogeografía, que tiene que ver con cómo se distribuyen los organismos marinos a lo largo de la costa y como ellos se mueven dentro de su rango de distribución. Entonces nos interesamos en los organismos que viajan con objetos flotantes, en la costa chilena por ejemplo se transportan en algas flotantes como la macrocystis, que ustedes también tienen aquí y en Chile tenemos otra alga que es más del sur que se llama cochayuyo, que la gente la come y cuando estas algas que viven normalmente en el fondo del mar se desprenden, empiezan a flotar y con ellas se quedan muchos organismos y viajan con las corrientes a lo largo de la costa.
Cuando empezamos a investigar esto, como hace 16 o 17 años, nos dimos cuenta que no solo hay algas flotantes sino que también basura que sirve de transporte y vimos bolsas, cordeles, boyas, botellas, mayormente de plástico y como en eso, también se pueden pegar los organismos, empezamos a averiguar un poquito lo que se sabía sobre estos plásticos que andan en el mar y en realidad nos dimos cuenta que nadie sabía nada y entonces empezamos a mirar con más detalle para ver qué tipo de basura hay flotando, para también tratar de responder la pregunta: De dónde viene? De esta forma nosotros como laboratorio empezamos a preocuparnos sobre este tema.
Luego creamos el programa, “Científicos de la basura” que surgió de este interés de llevar esta temática a los colegios, ya que es muy evidente que la basura viene de los humanos, entonces tenemos de una u otra forma que cambiar nuestras conductas para que este problema se reduzca o desaparezca, entonces nosotros pensamos que deberíamos empezar con la generación más joven, con los niños de los colegios y empezamos a trabajar este tema con ellos. Y dado que no se sabía nada que mejor forma de generar información que investigar el tema en conjunto con los escolares, que ellos mismos al investigar, se hagan preguntas científicas sobre el tema de la basura marina, por un lado se dan cuenta de la problemática, pero por otro lado ayudan a generar información que nos permite tener un diagnóstico de que es lo que hay y de dónde viene y también en un próximo paso empezar a pensar que es lo que podemos hacer.

En qué año empezó esta iniciativa y como les fue en su primer año?
Esto lo hemos empezamos en el 2007 con algunos colegios de nuestra ciudad, en Coquimbo, al norte de Chile y nos fue tan bien en el primer año que todos estaban entusiasmados: los escolares, los profesores, nosotros y este primer proyecto resultó tan bien que dijimos, esto lo tenemos que repetir! Y en el segundo año lo repetimos y nos expandimos a otras regiones del país y en algún momento se nos ocurrió hacer una investigación con colegios de todo el país sobre las cantidades y los tipos de basura en las playas de Chile y es así como nació este programa de los “científicos de la basura” y seguimos haciendo investigaciones y ahora mismo nos encontramos en una etapa en donde estamos expandiendo este programa a otros países, incluso tenemos ahora ya a colegios asociados de Ecuador que trabajan con nosotros en este proyecto.

Profesor, existe la posibilidad de extender el programa “Científicos de la basura” a otros países a más de Ecuador…
Mire, podemos decir que nos hemos expandido en este mismo momento en la fase de iniciar nuestro trabajo con colegios de otros países, tenemos colegios que han acordado ser parte de esta corriente “Científicos de la basura” de Perú, de Colombia, de Panamá, de Costa Rica, de El Salvador y hasta de México. Tenemos una lista ya de aproximadamente 35 colegios de todos esos países que en este momento están iniciando el trabajo en conjunto para en un primer lugar conocerse entre ellos y de ahí, a partir del próximo año, empezar a investigar las preguntas relacionadas a la basura marina.

¿El problema de la basura marina es un asunto realmente dramático?
Es una buena pregunta… Es dramático sí o no? Cierto? Nosotros vemos que las cantidades son altas, en Chile a lo largo de todos los años hemos encontrado que hay un promedio de basura tan grande que corresponde a dos ítems por metro cuadrado, y estamos hablando de basura común como botellas, bolsas, vasos de bebidas, envoltorios, o ese tipo de cosas. Dos ítems por metro cuadrado son bastante, porque si extrapolamos a toda una playa tenemos miles de ítems en una playa y si lo extrapolamos a todo un país probablemente tendremos millones de ítems solamente en la playa. Lo que ocurre en el mar es un problema, digamos que nosotros con los “científicos de la basura” no podemos estudiar porque trabajamos con escolares que no podemos enviar al océano abierto, es muy difícil, pero nosotros en nuestro laboratorio hemos hecho investigaciones, hemos realizado varios cruceros cercanos al continente y hacia la Isla de Pascua que está en el centro del Pacífico sur y lo que observamos en que la cantidad de basura hacia el centro está aumentando de una forma dramática, puede observarse una acumulación enorme de basura marina…

Pero cómo es que toda esta basura se acumula justamente en ciertos lugares?
Esto se debe a las corrientes… Nosotros tenemos un sistema circular a lo largo de todo el Pacífico sur en donde la corriente del Humboldt, es una de las más importantes y esta corriente circular, los oceanógrafos la llamamos “el gran giro del Pacífico sur” y lo que pasa es que esta corriente mueve la basura alrededor del Pacífico Sur y con el tiempo la basura empieza a concentrarse en el centro de este giro y toda la basura con el tiempo y a lo largo de los años se mueve hacia el centro y ahí se queda porque ahí ya no hay lugar a donde irse.

¿Y de dónde sale el tema de los microplásticos?
Esta basura cuando flota está expuesta a la radiación solar, al sol, a la lluvia, a los movimientos del agua, a los organismos que están empezando a morderla y con el tiempo se fragmenta en pedazos más pequeños y de ahí empieza a generarse los microplásticos y en el Centro del Pacífico Sur encontramos enormes concentraciones de estos microplásticos y ya hemos visto en algunas investigaciones que las especies que viven en este sector, tanto peces como aves marinas, tienen grandes cantidades de microplásticos en sus estómagos, entonces, cuando los plásticos empiezan a fragmentarse es cuando muchos organismos empiezan a ingerirlos porque los confunden con su presa natural y ahí se generan la gran mayoría de los problemas.
Entonces para responder exactamente su pregunta nosotros vemos que las cantidades de basura que observamos en el ambiente son demasiado altas, porque ya hay organismos que se ven afectados, muchas veces, en lugares muy lejanos de las fuentes de la basura, esta basura que nosotros botamos hoy aquí, en unos años más, puede tener un enorme impacto a miles de kilómetros de distancia en el centro del Pacífico sur. El diagnóstico nos indica que si, definitivamente ya tenemos demasiada basura en el agua y en las playas y hay que hacer algo.

¿Cuál será el impacto económico de la basura que se encuentra en playas y océanos?
A más de la contaminación que nos afecta a la salud de todos… Esta el tema del impacto económico! Muchos de los municipios turísticos en toda la flanja costera invierten mucho dinero cada año en limpiar las playas y el agua porque esto perjudica a su industria. Cada mañana salen las cuadrillas para limpiar la playa y esto significa mucho dinero, probablemente estamos hablando de millones de dólares que se gastan en esto.
Otro problema es el hecho de que en algunas partes hay muchos cordeles, restos de redes y se quedan enredados en las hélices de las embarcaciones y esto es un problema que podría generar un accidente en el momento en que se navegue. Hay muchos argumentos para actuar y reducir las cantidades de basura que producimos.

Profesor ha investigado usted en las playas de Chile, ahora también en Ecuador… Cuáles son los objetos que aparecen más entre la basura de las playas?
Una de las cosas que más me ha llamado la atención de esta primera visita que hago a Ecuador, ya habiendo visto algunas playas y haciendo un muestreo de la basura flotante que se mueve en el mar, es la cantidad de contenedores de alimentos…

Los empaques de comida?
Si, esos empaques que hay de varios tipos y también los desechos de comida rápida, los cubiertos, cucharas, tenedor, que uno encuentra en grandes cantidades en las playas, en todas las que hemos visto y también flotando en el mar. Esto es lo que más me ha llamado la atención principalmente en Salinas que es muy turística, esta comida rápida que la gente consume a la pasada genera mucho impacto en el medio ambiente y yo veo que si en el Ecuador se quiere hacer algo con respecto a eso, ahí hay un punto importante.

¿Dentro de estos dos talleres, cual es la consigna que queda en manos de los talleristas para el futuro?
Hay un documento que firmó la Directora del Instituto Nacional de Pesca que es el convenio con la Agencia de Cooperación Nacional de Chile, que ha financiado este taller, el INP se va a hacer responsable de coordinar actividades de investigación de la basura en las playas y en aguas costeras y también la investigación en los peces que se están comercializando en Ecuador. El INP con este taller que se está realizando ha asumido una gran responsabilidad de llevar esto acabo. Ustedes han asumido esta responsabilidad y la idea es que después del taller se identifiquen las estrategias para llevar a cabo un muestreo nacional, que ojalá pueda cubrir gran parte del territorio costero del Ecuador y de esta forma generar un diagnóstico de la situación de la basura marina en el país y, a mediados del próximo año, nos queremos reunir de nuevo con los participantes del taller que ahora están capacitados para realizar estos muestreos de forma autónoma van a traer sus resultados a este taller y juntos vamos a evaluar esta información y así tendremos una amplia cobertura costera nacional con una metodología estandarizada.

Galería de Fotos

Comunicación Social
Instituto Nacional de Pesca


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *